Aina Palmer, una joven promesa para el piragüismo balear

La palista de 14 años del Club de Mar ha ingresado este curso en el Centre de Tecnificació Esportiva, que prepara a los futuros talentos del deporte

Aina Palmer es la primera palista del Club de Mar que consigue entrar en el Centre de Tecnificació Esportiva Illes Balears, donde llegan los deportistas de multitud de disciplinas que tienen potencial para llegar muy alto. Allí les ofrecen la posibilidad de combinar unos entrenamientos muy duros con la vida escolar en el instituto que acoge el mismo centro. Sin embargo, queda por delante un largo camino por recorrer y los resultados solo se conseguirán con tesón, esfuerzo y dedicación día a día.

Ahora mismo Aina, con 14 años, sale de su último año en la categoría infantil y ya compite en cadete. Un peldaño más y nuevos retos que afrontar . Dio sus primeras paladas a los 7 años, un verano en una playa Colònia de Sant Jordi. Allí el monitor que le descubrió la piragua ya se dio cuenta de este deporte podía ser para Aina algo más que un fugaz entretenimiento y le recomendó que se apuntara al equipo del Club de Mar, pues conocía al responsable de la sección de piragüismo, Ginés Cerdán.

Cerdán no tardó en darse cuenta de del potencial de Aina: “Vimos opciones de que entrara en el centro de tecnificación balear, pero había que conseguir un buen puesto en competiciones nacionales,  pues cada año hay dos o tres plazas nuevas de piragüismo en el centro. Aina consiguió la plaza tras una gran actuación en el K1 1.000 del Campeonato de España en la categoría infantil”.

Aina Palmer ha asumido con normalidad su nueva rutina en el centro de tecnificación. Según explica, la adaptación no le ha resultado complicada: “Mi vida ahora en el CTEIB es igual que antes aunque allí puedo compaginar mejor estudios con deporte, lo único que cambia son las horas de entreno, que son bastantes más”, además, destaca “te hacen los traslados al lugar de entreno y luego vuelves al instituto”.

Para Aina, el deporte es una forma de vida: “me ha permitido conocer mucha gente y solo pienso en practicarlo, aunque reconozco que a veces acabo el día agotada”.

Sus ídolos deportivos, como no podía ser de otra manera, son piragüistas, los campeones olímpicos Saúl Craviotto y el mallorquín Marcus Cooper-Walz. Tal vez algún día Aina pueda tener la ocasión de alcanzar grandes metas, como ellos, en este deporte. De momento, afirma que mantiene la tranquilidad los días de competición: “No me afecta mucho competir. Afronto los campeonatos con normalidad. No me pongo nerviosa”.

Aina Palmer afronta la temporada con la vista puesta en elevar el rendimiento: “Mis objetivos para esta temporada son estar en pódium en las competiciones autonómicas y entrar en finales en los campeonatos de España”. Según Ginés Cerdán, la deportista tiene que orientarse  a partir de ahora a las distancias olímpicas. Aina asegura que prefiere la intensidad de las pruebas de velocidad, aunque también compite en fondo.

De momento, Aina ha dado un paso adelante en su compromiso con el deporte de alto nivel y ha conseguido una importante meta con su incorporación al Centro de Tecnificación. Habrá que seguirla de cerca esta temporada.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Social Media

Noticias populares

Noticias relacionadas