El Club de Mar se convierte por un día en plató de rodaje para Netflix

El Club de Mar se convirtió por un día en un plató de cine de máximo nivel para albergar el rodaje de una de las series con más éxito de los últimos tiempos: The Crown.

El equipo de producción de la serie que emite Netflix desembarcó el 11 de octubre en los pantalanes del Club de Mar, donde estaba amarrado el megayate Christina O, que se convirtió en un protagonista más de la quinta temporada de la serie que cuenta la historia de la familia real británica.

El Christina O, de casi 100 metros de eslora, fue originariamente una fragata cazasubmarinos de la Armada canadiense botada en 1943 que participó incluso en el Desembarco de Normandía. Al acabar la guerra, el naviero Aristóteles Onassis compró el buque y lo transformó en uno de los megayates más lujosos del mundo, al que puso el nombre de su hija Christina.

Este barco fue considerado durante los años 50 y 60 el más glamouroso del mundo. Onassis invirtió cien veces el precio de compra de la fragata en remodelar el barco completamente y renació como megayate 1954. En su cubierta tuvo lugar en 1956 la recepción oficial por la boda de Rainiero de Mónaco con la actriz Grace Kelly y buena parte de la historia del siglo XX ha pasado por esta embarcación. Desde estadistas como John F. Kennedy o Winston Churchill hasta artistas como Maria Callas, esposa de Onassis, Greta Garbo, Frank Sinatra o el bailarín Rudolf Nureyev han navegado en el Christina O.

Después de la muerte de Onassis, el barco pasó a ser propiedad del estado griego, donde desempeño la función de yate presidencial. Años más tarde, en 1998, lo adquirió una sociedad que lo sometió a una importante reforma que rejuveneción el Christina O. y le devolvió la imagen que tenía en sus años de máximo esplendor.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Noticias relacionadas