NOTICIAS
14 de Julio de 2014  |  INSTITUCIONAL
cerrar
El club de los superyates
El Club de Mar-Mallorca es por excelencia el puerto base de las embarcaciones de lujo.
En los años 70 Don Juan Carlos y Doña Sofía se convirtieron en habituales del club.
Las condiciones naturales favorables para la navegación y la práctica de actividades náuticas durante todo el año han favorecido el desarrollo de una extensa red de puertos deportivos a lo largo de toda la línea de costa del archipiélago balear.

Con más de cuatro décadas de historia, el Club de Mar-Mallorca es un ejemplo modélico en este tipo de instalaciones gracias al compromiso adquirido con la excelencia en la calidad del servicio desde su fundación, en 1972. Esa esencia que hoy mantiene intacta no pasó desapercibida para las grandes fortunas de la época. A mediados de los años 70, Don Juan de Borbón Conde de Barcelona, se convirtió en un habitual en los pantalanes de la marina junto a los entonces Príncipes Don Juan Carlos y Doña Sofía, atrayendo a importantes personalidades del mundo de la aristocracia y la política, como Constantino de Grecia, el Sha de Persia, Hussein de Jordania, Cristina Onassis, Aga Khan y George Bush.

La nota de glamour que han aportado estos y otros personajes año tras año, unida a la visión de joyas de la navegación de todos los tiempos amarrados en sus muelles han contribuido en gran medida a fomentar el turismo de lujo en Mallorca y han situado a la entidad en el top de los principales clubes náuticos del mundo y en puerto base por excelencia de los mejores superyates y embarcaciones de lujo que recalan en la isla.

Localizado en un emplazamiento privilegiado en el puerto de la ciudad de Palma, frente a la dársena de Can Barbarà, el puerto deportivo cuenta con un total de 575 amarres, para dar cabida a embarcaciones desde los 8 metros hasta los 135 metros de eslora. Además posee un muelle de espera para albergar barcos de hasta 350 metros, una característica que lo hace único entre los clubes náuticos y puertos deportivos. Todos los puestos de atraque tienen acceso a tomas de agua y de electricidad y en las instalaciones se hallan desde talleres mecánicos de reparación y estación de servicio, a todo tipo de servicios náuticos para el mantenimiento y cuidado de los barcos: grúa, hangar de embarcaciones, zona de varadero, servicio de abastecimiento de yates… y todo lo imaginable.

El puerto está dotado con una red de transporte y comunicaciones inmejorable, gracias a la privilegiada ubicación y a los servicios alternativos que se ofrecen: servicio de transporte a bordo y de aerotaxi, radio-teléfono, conexión wi-fi en cualquier punto de las instalaciones.

Al conjunto de estas instalaciones portuarias se une una amplia oferta de servicios complementaria que dan forma a una infraestructura de primer nivel: hotel, seguridad las 24 horas, asistencia médica, aparcamiento, supermercado, entidad bancaria, agencia de viaje y rent a car, punto de recarga para vehículos eléctricos y una área comercial con boutiques y empresas náuticas relacionadas principalmente con la venta, alquiler y mantenimiento de chárter.

El club cuenta también con una serie de espacios especialmente diseñados para organizar todo tipo de eventos deportivos y sociales, que incluye salas de reuniones y de juego (el club organiza sesiones de bridge y de ajedrez), oferta de bares y restauración, para tomar desde un café en el Bar de la Marina hasta un menú gourmet en el más exclusivo Béns d’Avall, piscina de adultos, club infantil con piscina independiente, Club de Mar Terrace & Disco, zona Lounge, entre otros.

En el terreno deportivo, el Club de Mar Mallorca cuenta con una Escuela de Vela desde la que favorece el aprendizaje de diversas modalidades de embarcaciones de vela ligera, con el asesoramiento de la doble medallista olímpica Theresa Zabell y un completo equipo de técnicos y profesionales. La entidad también cuenta con Escuela de Piragua y programa cursos y bautismos de buceo, así como inmersiones en colaboración con Zoe Mallorca. Junto a esta labor de formación, la actividad deportiva del club se concreta también en la organización de eventos náuticos como la Regata Illes Balears Clàssics, que se celebra en agosto.

Si hay algo que caracteriza a la entidad que hoy preside Borja de la Rosa es el sello de excelencia y calidad de todos los servicios que presta, decisivos para mantener el estatus que el club ha alcanzado a todos los niveles y por los que ha sido distinguido con la \"Q\" de calidad de Turismo de España. A este sello de garantía de excelencia, se une también un Sistema de Gestión ambiental que garantiza el desarrollo de su actividad con un respeto absoluto hacia el medio ambiente, basado en la norma internacional ISO 14001, en el Reglamento EMAS, y en la norma UNE 188004 de Servicios Turísticos en instalaciones náutico deportivas.

Fuente: http://nauta360.expansion.com/

Asociado a

FBV ACNB RANC RFEV Classic Yacht Info

Club de Mar - Calidad