NOTICIAS
22 de Junio de 2015  |  PUERTO
cerrar
Pleno de megayates en el Club de Mar Mallorca
El duodécimo yate privado más grande del mundo, el Al Mirqab, construido en 2008 por encargo del primer ministro de Qatar, Jassim Bin Jaber Al Thani, atracó el pasado viernes en el Club de Mar Mallorca, sumando su presencia a otros tres de los superyates más espectaculares del mundo, el Phoenix II, el Infinity y el Martha Ann, arribados a lo largo de la presente semana, y a dos de las grandes embarcaciones de recreo que tienen su base habitual en el puerto palmesano, el Salem y el Stargate. Puestas en fila, las seis embarcaciones ocuparían una distancia de más de medio kilómetro.
El Al Mirqab fue construido hace siete años en el astillero alemán Peter Schiffbau Wewelfleth sobre un diseño de Tim Heywood. Sus 133 metros de eslora y 19,50 de manga lo sitúan en el puesto número 12 de los barcos privados más grandes del mundo. Tiene capacidad para 24 huéspedes acomodados en 12 suites y su tripulación está formada por 55 personas. Dispone de sala de cine, piscina cubierta y lleva un helicóptero a bordo, además de otras embarcaciones auxiliares.

Su presencia en Palma es frecuente en los meses de verano, aunque su llegada no deja de ser siempre un gran acontecimiento y supone todo un desafío logístico para el Club de Mar-Mallorca. La línea de atraque del Al Mirqab está ocupada normalmente por otros barcos que han de ser recolocados en el puerto desde el mismo momento en que comunica su intención de pasar una temporada en Mallorca. El Club de Mar-Mallorca es el único puerto deportivo de Baleares con capacidad para acoger yates de este porte.

El Phoenix II, propiedad del empresario polaco Jan Kulczyk, también se encuentra amarrado estos días en el muelle exterior del Club de Mar-Mallorca. Tiene una eslora de 90 metros y su botadura data de 2010. Diseñado por Andrew Winch y construido en los astilleros Lürssen, su decoración está inspirada en el Nueva York de los años 30, como lo demuestra su impresionante mascarón de proa estilo art déco con la imagen del Ave Fénix. Tiene capacidad para que 12 pasajeros disfruten de todos sus lujos, que incluyen piscina exterior, sala de cine, spa, gimnasio y salón de belleza.

El Infinity es el tercer barco más grande y el más moderno de los que alberga el Club de Mar-Mallorca esta semana. Su eslora es de 88 metros y se estima que su valor (algo que no se conoce a ciencia cierta en el caso de los dos anteriores) ronda los 100 millones de euros. Fue construido en 2014 por el astillero Oceanco y se le supone una capacidad para diez huéspedes en seis suites. Cuenta con una piscina circular en una de sus cubiertas y con un club de playa.

Martha Ann, de 70 metros; Salem, de 74, y Stargate, de 72, completan la lista de megayates que han elegido el Club de Mar-Mallorca como base en este principio de verano.

Asociado a

FBV ACNB RANC RFEV Classic Yacht Info

Club de Mar - Calidad